Web Responsible vs Native Apps | Web Responsive vs Apps Nativas | Mobile Marketing Association
October 29, 2015
De manera periódica, la MMA acerca artículos de interés sobre los temas más relevantes del universo mobile. En esta oportunidad, el equipo de TictApps, agencia interactiva con foco en aplicaciones mobile, expone sobre las similitudes y las diferencias de trabajar con webs responsive y aplicaciones nativas.
 
Dar el salto a mobile es una necesidad cada día más evidente. En apenas siete años, los dispositivos móviles han cambiado de manera drástica nuestra forma de comunicarnos, informarnos y consumir. En  este contexto, no son pocas las empresas que, aun no habiendo terminado de adaptarse al mundo Web, se han visto obligadas a cambiar de nuevo y por completo sus modelos de comunicación y ventas.
 
El medio mobile ha experimentado el crecimiento más rápido de toda la historia mediática y, en el proceso de adaptación, una de las primeras decisiones a tomar es si nuestro negocio será solo "visible" desde mobile o si, por el contrario, invertirá en el desarrollo de un nuevo canal específico para este medio. En el primer caso, estaremos hablando del desarrollo de una Web Responsive (o Mobile Web App). En el segundo, del desarrollo de una aplicación móvil.
 
Pero, ¿qué es mejor?  ¿Una Web Responsive o una App Mobile? Lo cierto es que no existe una respuesta concreta, ya que cada sistema tiene ventajas e inconvenientes y, en última instancia, la decisión depende de nuestros gustos y necesidades.
 
Para empezar, y sin ánimo de complicar la lectura,  debemos aclarar que la anterior no es tampoco una decisión de "A/B", en tanto que, dentro de las anteriores, encontramos otros matices o "subopciones" que debemos tener en cuenta de cara al proceso de desarrollo. En esta línea, las Web Apps pueden ser desarrolladas adaptativas o responsivas, mientras que las apps mobile pueden ser nativas o pueden ser híbridas. De nuevo, cada una de las anteriores tienen sus pros y sus contras, pero nosotros hoy haremos foco en las Apps Nativas y Web Responsive, por ser dos de los productos más demandados hoy.
 
Web Responsive/ Mobile Web App
 
Ambos son términos que, utilizados indistintamente, hacen referencia a aquellos diseños Web capaces de adaptarse automáticamente a las pantallas de los dispositivos móviles desde los que son vistos.
 
La cada vez más popular Web Responsive es resultado de la creciente consciencia de que no estar en mobile significa no existir para el usuario. El dispositivo móvil es el dispositivo referencia para el usuario. Algo que, sumado a su cada vez más exigente perfil como consumidor, ha llevado a que las Web de empresas no adaptadas a mobile se hayan visto rápidamente sustituidas por otras que ofrecen resultados más claros y rápidos.
No estar en mobile es perder clientes en favor de la competencia.
 
Dentro de la adaptación de nuestra Web a mobile encontramos dos opciones: aplicar diseños adaptativos o aplicar diseños responsivos. Si bien ambos son diseños  "mobile friendly"  existe entre ellos una diferencia sustancial:
 
  • Los diseños responsivos se adaptan automáticamente a cualquier dispositivo,
  • Los diseños adaptativos necesitan configurarse previamente a las pantallas desde las que van a ser vistos. Esto implica que, si nos decantamos por el desarrollo de una "Adaptive Web", tendremos que tener en cuenta todos y cada uno de los dispositivos desde los que queremos que ésta sea vista ya que, de no hacerlo, no podrá reproducirse su contenido. Esto se vuelve aún más engorroso teniendo en cuenta que, cada día, nuevos dispositivos son lanzados al mercado.
 
Las Web Responsive -o Mobile Web App- tienen dos ventajas principales: tiempo y coste ya que, con un solo proceso de desarrollo, podremos conseguir una cobertura casi total de visualización en dispositivos móviles. A lo anterior, debemos sumar una tercera ventaja no menos importante, relacionada con el proceso de distribución -o, en este caso, de no distribución- de nuestro sitio Web.
 
Cuando desarrollamos una aplicación cuya distribución -o descarga- se hace a través de un App Store, ya sea el de Google, Apple, o Windows, deberemos atenernos a las políticas de publicación que cada uno de los anteriores.  Además, deberemos pagar los costes de distribución de cada plataforma. En este punto, cuando desarrollamos Web Responsive, los requisitos y costes de distribución no son un problema, ya que la descarga de la Web al dispositivo móvil se hace a través del browser.
 
Tiempo y dinero son parámetros importantes a la hora de elegir nuestro proceso de adaptación a mobile. No obstante, la Web Responsive, también cuenta con puntos débiles, en tanto qu supone dar una solución "sencilla" a un problema complejo.
 
Desde Tictapps, empresa especializada en desarrollo y consultoría móvil, se destacan las siguientes desventajas en lo que a Web Responsive se refiere:
 
  • Necesitan conexión a Internet para funcionar: a diferencia de las aplicaciones móviles, las Web Responsive no se descargan y almacenan en nuestro celular, sino que son transferidas en cada acceso a través del browser. Es  decir, efectúan el mismo proceso que una computadora cuando accede a una Web lo que, como ya saben, necesita de conexión a Internet. Este es un aspecto no menor, especialmente si su objetivo al trabajar en mobile es estar disponible para su usuario no solo desde cualquier lugar, sino también en cualquier momento.
 
  • Escaso rendimiento: A pesar de su carácter "mobile-friendly" las Web Responsive son productos diseñados en primera instancia para PC. Esto hace que los elementos que la componen, tales como imágenes, videos o animaciones, sean demasiado pesados para mobile, lo que da como resultado final un rendimiento mediocre. A lo anterior, debemos sumar el hecho de que nuestro usuario deberá esperar hasta la total carga de la página para poder navegar en ella. Lo que supone no sólo un gran consumo de su tiempo, sino también de su batería y de sus datos.
 
  • Navegabilidad "extraña": Las convenciones de usabilidad y diseño son diferentes para cada sistema operativo. Android, iOS, Windows Phone… son distintos, sus menús son distintos, su apariencia es distinta y su navegabilidad también lo es. Al desarrollar Web Apps dejamos estas particularidades de lado para desarrollar una herramienta unitaria. El problema viene cuando los usuarios, acostumbrados a manejar un sistema operativo determinado, encuentran extraña esta adaptación, que no encaja con su modo de navegar habitual. Esto, normalmente, acaba en el abandono de la Web App.
 
  • Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de desarrollar Web Responsive es que no podremos disfrutar de las llamadas Notificaciones Push que, a día de hoy, suponen una herramienta inigualable para aumentar nuestra visibilidad y atraer al usuario.
 
  • Las Web Responsive, además, tampoco pueden acceder a funciones "nativas" de los dispositivos móviles como son la cámara o el calendario. Esto supone no solo una desventaja en términos de rendimiento, sino también una limitación a la hora de desarrollar estrategias creativas para el canal.
 
  • Por último, debemos indicar que tecnologías más avanzadas como códigos QR, reconocimiento de voz o realidad aumenta, tampoco pueden ser desarrollados desde una Web Responsive, ya que éstas necesitan de un desarrollo más avanzado y específico como es el desarrollo nativo.
 
 
Aplicaciones nativas:
 
"El desarrollo nativo es la solución más completa dentro de las aplicaciones móviles"  Afirma Ignacio Barrea, Cofundador y Director de Tictapps, quien sigue "Lo mejor del desarrollo nativo es que tiene en cuenta las particularidades de cada sistema operativo: sus códigos, diseños, buenas prácticas… Esto da como resultado un rendimiento óptimo de nuestra app".
 
Entre las ventajas de las aplicaciones nativas podemos destacar:
 
  • Conexión a Internet no necesaria: si bien para descargar la app del Store si la necesitaremos, una vez descargada ésta es almacenada en el dispositivo, lo que nos permitirá acceder a ella cuando queramos sin necesitar de estar conectados a la Red.
 
  • Tiempos de carga menores: el almacenamiento de la app en el dispositivo - que nos hará no depender de la calidad de nuestra conexión-, junto al diseño de los elementos que integran la app -pensados específicamente para mobile y de mucho menor peso-, dan como resultado tiempos de carga considerablemente menores.
 
  • Acceso a las funciones del dispositivo: lo que mejora la experiencia del usuario, así como la calidad y cantidad de los servicios que podremos ofrecer en el canal.
 
  • Mayor seguridad: al conectar con un negocio través de la Red, nuestros datos son expuestos no solo a sus rastreadores, sino también a los de terceros. Al usar una app nativa, sin embargo, la conexión que establecemos es directa, lo que da como resultado una menor exposición de nuestra actividad.
 
  • Visibilidad: Una vez descargadas, las apps tienen la ventaja de permanecer fijas en nuestras pantallas en forma logo - o incluso de widget- algo especialmente relevante teniendo en cuenta la cantidad de veces que miramos nuestro smartphone a lo largo del día. Pero no solo eso, las aplicaciones también acortan el proceso de búsqueda de nuestro negocio y nos ponen "a un toque" de nuestro usuario. Las Web Apps, sin embargo, necesitan de un recorrido mucho más largo para que el usuario nos encuentre ya que éste tendrá  que pensar en nuestro negocio; abrir su navegador; escribir nuestra URL (o, peor aún, "googlearnos");  esperar a que la página cargue ... ¡y esto cada vez que quiera encontrarnos! Sin embargo, cuando utilizamos una app nativa el proceso es mucho más corto. Al estar instalados en sus pantallas estamos también instalados en sus memorias y, en caso de querer contactarnos, solo tendrán que clicar en nuestra aplicación. 
 
Con todo, debemos tener en cuenta que, si bien las aplicaciones nativas son bastante más caras que las Web Responsive, éstas ofrecen una calidad y posibilidades mucho mayores.
 
Como cierre, podemos afirmar que elegir entre desarrollar una Web Responsive o una Web App es como elegir entre viajar en auto o en motocicleta, ya que dependerá de tus gustos y necesidades. Si te gusta sentir el viento en la cara cuando viajas, nuestra recomendación será que utilices la motocicleta. Mientras que, si lo que necesitas es transportar equipaje, te animaremos a viajar en auto.
 
Tu adaptación mobile debe seguir la misma línea: si tu presupuesto es limitado, la mejor opción será que desarrolles una Web Responsive. Pero, si tu objetivo es lograr una experiencia mobile de calidad para el usuario, el desarrollo de una app móvil será lo más acertado. 
 
Ignacio Barrea
Cofundador y Director de Tictapps